Curiosidades del ejército alemán en la Segunda Guerra Mundial

Curiosidades del ejército alemán en la Segunda Guerra Mundial

Dore FerrizEn Equilibrio” nos comenta las curiosidades, que al paso de los años se han conocido sobre el ejército alemán.

Un ejército disciplinado, de mucho porte, de mucha garra, que siempre estaba drogado, al igual que su líder, Adolfo Hitler.

El médico de cabecera de Hitler le administraba poderosos cocteles de vitaminas, que no eran otra cosa que una dosis de cocaína.

Hitler no podía mantener por siempre la administración de estos “suplementos” a su ejército, así que encargó a su equipo de científicos la elaboración de una droga más comercial y barata.

En 1938 nació la Pervitina, una metanfetamina que producía estados de ánimo alterados que provocaban en los soldados: menos sueño, menos hambre, más tolerancia al dolor y les hacía estar eufóricos al grado de “poder enfrentarse a todo y a todos”.

Pero, al paso de un año, descubrieron las graves consecuencias de una droga como la Pervitina.