Coparmex denuncia adjudicaciones de contratos del gobierno

Coparmex denuncia adjudicaciones de contratos del gobierno

En videoconferencia, Gustavo de Hoyos, Presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, COPARMEX, aseguró que si el proceso de reforma a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, llegara a afectar la garantía de libre competencia sobre contrataciones públicas, y vulnerara los derechos de las empresas del país, la COPARMEX, está dispuesta a actuar legalmente contra la implementación de la ley.

El presidente del organismo aseguró que si la reforma que apruebe la Cámara de Diputados y posteriormente la de Senadores, resulta, a su criterio, violatoria de algunos principios y normas, analizará de inmediato la viabilidad de su impugnación legal en el ámbito particular de las empresas que puedan ser afectadas.

Gustavo de Hoyos, calificó de “preocupante” el uso excesivo de las adjudicaciones directas utilizadas por el Gobierno, según el presidente del organismo, porque un funcionario directo del contrato es quien decide la compra, por ejemplo en el caso de proyecto como el Tren Maya y la refinería Dos Bocas; en cambio, en una licitación se permite la competencia y la transparencia.

Asimismo, se pronunció por modificar la ley de adquisiciones para mejorar la transparencia, sin embargo, informó que dichas modificaciones no deben hacer de la adjudicación una norma general que genere más corrupción, por lo que planteó 10 principios que los legisladores deben tomar en cuenta para mejorar las contrataciones: que partan de transparencia, competencia, no discriminación, eficacia, confianza, certeza y promoción de los integrantes de los servicios públicos.

“En Coparmex advertimos que el apresurado intento por legislar la reforma a la Ley de Adquisiciones va en contra de todos y cada uno de estos 10 principios propuestos, mismos que provienen de las mejores prácticas internacionales”, sentenció.

De igual forma Max Kaiser, Presidente de la Comisión Anticorrupción de la Coparmex, afirmó que realizar una reforma de manera rápida y sin una revisión a fondo, provocaría caer en mayores índices de corrupción al continuar otorgando al gobierno más adjudicaciones directas o procesos de invitación restringida en los diferentes sectores.