Autoridades sanitarias de EU avalan las reuniones sin cubrebocas entre personas vacunadas

Autoridades sanitarias de EU avalan las reuniones sin cubrebocas entre personas vacunadas

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC, de Estados Unidos aseguró que las personas que ya se hayan vacunado contra la COVID-19 pueden reunirse en interiores con otras personas que también hayan completado la pauta de inmunización.

Las recomendaciones también dicen que las personas vacunadas pueden reunirse de la misma manera con las personas consideradas de bajo riesgo de enfermedad grave, como en el caso de los abuelos vacunados que visitan a niños y nietos sanos.

La agencia publicó una nueva guía en la que abre la puerta, por primera vez, a los encuentros sin mascarilla en viviendas.

Sin embargo, los CDC continúan recomendando que las personas completamente vacunadas continúen usando máscaras bien ajustadas, eviten grandes reuniones y se distancien físicamente de los demás cuando estén en público.

Los CDC entienden que las reuniones de interior son "de bajo riesgo" cuando han transcurrido ya dos semanas desde que la persona ha recibido la segunda y última dosis de las vacunas de Moderna y Pfizer. En el caso del fármaco de Johnson & Johnson, serían dos semanas después de la primera y única dosis.

La guía está diseñada para abordar una demanda creciente, ya que más adultos se han vacunado y se preguntan si les da mayor libertad para visitar a sus familiares, viajar o hacer otras cosas como lo hacían antes de que la pandemia de coronavirus, azotara el mundo el año pasado.

En caso de exposición a un contagio, los CDC puntualizaron que la mayoría de quienes ya han completado la pauta de vacunación no necesitan guardar cuarentena o realizar una prueba si no presentan ningún síntoma de COVID-19. 

Pero, aconsejaron a las personas vacunadas que se hagan la prueba si desarrollan síntomas que podrían estar relacionados con la enfermedad.

Foto: Cortesía

Nota Relacionada

Estados Unidos ha aplicado más de 90 millones de vacunas contra Covid-19