La PGA rompe el contrato para utilizar los campos propiedad de Donald Trump

La PGA rompe el contrato para utilizar los campos propiedad de Donald Trump

La Asociación de Golfistas Profesionales (PGA), anunció este lunes la rescisión del acuerdo para utilizar el campo Trump National Golf Bedminster de Nueva Jersey para uno de sus torneos y casi al mismo tiempo, la Royal and Ancient confirmaba que el Abierto Británico tampoco se jugará en el campo Turnberry de Escocia, ambos propiedad del todavía Presidente de los Estados Unidos.

Jim Richerson, presidente de la Asociación, explicó que jugar en ese campo sería perjudicial para la marca PGA de América y pondría en peligro los objetivos en el golf. Por su parte, el director general de la PGA, Seth Waugh, confirmó que la medida se deriva de los hechos ocurridos en el Capitolio: “Después de lo que pasó, sabíamos que no podíamos seguir disputando el torneo en Bedminster, el daño sería irreparable, debíamos marcharnos de ahí”.

Por su parte, el consejero delegado de Royal and Ancient, Martin Slumbers, aseguró que el Abierto Británico no volverá al Turnberry hasta estar seguros que el foco se centra en el campeonato y los jugadores, “no creemos que eso ocurriera en las actuales circunstancias”, advirtió. 

La Organización Trump mostró su molestia al declarar estar extremadamente decepcionados por la resolución que no estaba especificada en el contrato.

Donald Trump ha mostrado siempre su afición al golf y es el deporte que más practica. Posee 17 campos: 12 en Estados Unidos, dos en Dubai, dos en Escocia y otro en Irlanda. La cancelación le traerá pérdidas millonarias por derechos televisivos.

Foto: Cortesía

También te puede interesar: