¿Y EL DESFILE DEPPORTIVO AMÁ?

Me doy cuenta de mi edad cuando empiezo a recordar melancólicamente tradiciones que no se perpetuaron y que al buscar revivirlas con imágenes de la red, la mayoría son fotografías en blanco y negro. ¡A que tiempos aquellos mijitos!

Recuerdo cuando preparábamos antojitos varios y nos intalábamos a ver el desfile conmemorativo del 20 de noviembre. Era todo un evento en familia, y yo lo esperaba con emoción. La exhibición de los atletas presumiento sus dotes, niños de varias escuelas desfilando y haciendo tablas gimnásticas, e imposible no conmoverse cuando premiaban a las promesas del año. Y claro, detrás de ellos, la representación del ejército y sus instituciones que tanto nos llenaban de orgullo.

¿Pero qué pasó? ¿En qué momento lo perdimos? Y acá es en donde me arrojé a averiguar:

Durante 78 años, el inicio de la Revolución Mexicana fue festejado con el desfile deportivo hasta que en 2006 el presidente Felipe Calderón decidió suspender la tradición. Este desfile se inició en 1928, aunque hay quienes dicen que desde antes, y fue una de las diversiones que tuvimos los capitalinos durante el día de asueto. Se abarrotaban las banquetas y los demás nos postrábamos frente a la pantalla de televisión. Hasta principios de este siglo se realizó ininterrumpidamente. Desde 2006 el festejo deportivo se realizó de manera intermitente y en 2014 definitivamente fue cancelado, de acuerdo con versiones oficiales, para evitar posibles conflictos con los activistas que exigían la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Entonces, si bien la Revolución Mexicana fue un acontecimiento donde las armas se hicieron presentes, su celebración quedaba lejos de representar a esos conflictos internos. Para conmemorar el inicio del mismo, el 20 de noviembre se recordaba con un desfile donde destacaban las promesas deportivas nacionales. Algunos historiadores y políticos cuestionaron que fuera el deporte el motivo de dicho festejo. Aun así, en 1936 es adoptado con carácter nacional, luego de que el Senado aprobara su decreto el cual inscribía: “Al conmemorarse este acontecimiento histórico con un desfile deportivo, se refleja la voluntad pacifista y conciliadora de nuestro pueblo”.

Es en 1975 se instaura el Premio Nacional de Deportes y desde entonces se había entregado ininterrumpidamente en esta conmemoración.

En años pasados, el festejo de la Revolución había pasado al olvido y la tradición del desfile deportivo agonizaba, tras de que el Buen Fin le dio la estocada. A cambio, se organizaban eventos deportivos durante el “puente revolucionario” como el juego de la NFL en el estadio Azteca y los partidos de la liguilla del futbol. Así que ahora, el deporte más practicado en México durante el puente, es comprar en el Buen Fin.

Este año se retoma el desfile, pero no se revive la tradición deportiva, esto, a petición del presidente López Obrador quien pidió que sea totalmente alusivo a la fecha.

Participarán 2 mil 700 jinetes a caballo del Ejército, se exhibirán una locomotora y un tren de la época en el Zócalo, además de una fotografía de seis metros del Ejército Popular encabezado por Villa y Zapata, y se repartirán 10 mil postales con fotos históricas.

Como se menciona en el comunicado de gobierno, se pretende escenificar la época con fines históricos, culturales y educativos (didácticos). Este año se recordará la lucha armada a cambio de “reflejar la voluntad pacifista y conciliadora de nuestro pueblo” como fue el objetivo de la conmemoración durante casi 80 años.

Así que, en memoria de la tradición extinta, quiero reconocer a aquellos deportistas que, además de sus enormes logros profesionales, han revolucionado de alguna forma su comunidad. Algunos de ellos han sido ejemplo ante la adversidad, otros impecables ante la crítica de sus propios compatriotas, y todos mostrándose íntegros logrando un impacto social, como todos unos campeones que son:

  • Alexa Moreno (gimnasta): Primera mexicana en hacer pódium en un mundial, ha calificado a Juegos Olímpicos Brasil 2016 y Tokio 2020, y porta dos medallas doradas de Juegos Centroamericanos y del Caribe. Siempre digna a pesar de ser duramente criticada por su apariencia. Este año ha sido merecedora del Premio Nacional del Deporte.
  • Donovan Carrillo (patinaje en hielo): Ha sido 12 veces campeón nacional, es el primer mexicano en completar exitosamente un Triple Axel en una competencia de la ISU (International Skating Union) y ha representado a México en competencias de alto nivel internacional. Reconocido por la UNESCO y respaldado por la CONADE como promotor del deporte y la paz en el mundo, “quien destaca los grandes valores universales, que trascienden el idioma y la cultura.”
  • Misael Rodríguez (boxeador), quien debido a las dificultades económicas y la falta de apoyo, gana medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, después de haber “boteado” para juntar recursos.
  • Rafa Márquez (futbolista): Tiene una fundación que apoya a los niños en pobreza extrema, por medio de un programa de nutrición, educación y deporte

Segurmante dejo a muchos fuera al no caber la lista en este espacio, pero se que los mencionados son una buena representación de aquellos otros que están en esa misma batalla revolucionaria.

El desfile deportivo del 20 de noviembre, es ahora solo un recuerdo melancólico, pero tomo el ejemplo de nuestros campeones y de todos aquellos que desfilaron durante décadas, y te invito a generar conmigo un ejército emergente para revolucionar el mundo, actuando en todo momento con espíritu deportivo.

@kperezgil

Copyright© 2019 Central FM Todos los derechos reservados.